martes, 12 de octubre de 2010

RÍO GRANDE, ENTRE EL VERDE VALLE, PETROGLIFOS Y CASAS DE PIEDRA

Un río que es grande cuando se piensa en el Desierto.
Río Grande –a mi juicio- es el pueblito más lindo de Atacama La Grande o la Comuna de San Pedro de Atacama, también es uno de los más alejados o de difícil acceso.
Es uno de los pueblos  atacameños o lickanantay que suma cerca de 100 personas que habitan en un fértil valle que se baña con las aguas de la cuenca  que da el nombre al sector: Río Grande.
 Allí existe siembra de maíz, alfalfa, papas  y también la muy preciada quinoa, entre otros.
El desvío para Río Grande se encuentra en la cima de la cuesta “Barros Arana” y casi en el centro exacto de la carretera que une Calama y San Pedro de Atacama.  Ya sea de Calama o de San Pedro de Atacama el viaje total de unos 100 kilómetros.


Río Grande en su totalidad

En el camino, que se inicia a unos 4 mil metros sobre el nivel del mar, se observan importantes manadas de guanacos y también un maravilloso sector de donde los petroglifos adornan el paisaje. Luego desde la altura es posible observar el contraste entre la verde rivera del río y lo seco del desierto de atacama.
Callejuelas
Una vez en pueblo es posible caminar por las angostas callejuelas enmarcadas por las rústicas casas de piedra, con sus añosos techos de de barro y paja. 

Iglesia de Río Grande, San Pedro de Atacama
Allí también se encuentra la iglesia del sector donde cada 25 de julio se celebra la fiesta de San Santiago, patrono de esta y otras tantas localidades de la zona.  En esa misma época también se realiza la fiesta que implica limpia de canales una de las tradiciones más antiguas de los atacameños. Es importante destacar que en Río Grande la gente es muy respetuosa y cuidadosa de sus tradiciones, siendo reacios a que sus fiestas sean fotografiadas por los  turistas. ¡por favor respete esto!.